martes, 10 de junio de 2008

Una obra del Museo Diocesano en la expo de Zaragoza

La obra de Pedro Orrente, La Curación del Paralítico, participará en la exposición internacional de Zaragoza, donde se expondrá en el pabellón de la Santa Sede. La pieza que habitualmente puede contemplarse en la Sala Capitular de la S.I. Catedral de Orihuela, viajó hoy Martes por la mañana a la capital aragonesa para participar en la muestra expositiva.


La Santa Sede propone un pabellón que se plantea como un paseo de reflexión en torno a esta doble dimensión del agua: la divina y la humana.

El visitante hará un recorrido guiado que se divide en tres etapas. La primera presenta el agua como fuente de vida; la segunda muestra una colección de obras de arte relacionadas con el agua y su papel en la Historia de la Salvación; y la tercera es un espacio de carácter solidario en el que se recuerda que muchos hombres tienen un acceso limitado a este elemento vital y también la necesidad de trabajar colectivamente para solucionar ese problema.