viernes, 2 de mayo de 2008

Orihuela después del 2 de Mayo de 1808


Tras los sucesos del 2 de Mayo en Madrid se intentó calmar la situación en toda España. En Orihuela se mantendría la calma hasta el 24 de Mayo de 1808. Ese día el pueblo salió a la calle sumándose al levantamiento general contra los franceses presionando al ayuntamiento para que acatara a Fernando VII como único monarca legítimo.
Ese mismo día, se presentaron en la Catedral un gran número de vecinos pidiendo que se tocasen las campanas para proclamar al rey don Fernando VII. El cabildo catedralicio consultó con el Gobernador militar, Juan de la Carte, dándole las llaves de la torre para que hiciese lo más conveniente.
Al día siguiente el gobernador militar Juan de la Carte, casualmente francés, pero al servicio de Fernando VII, acató la demanda del pueblo y se movilizó frente al invasor francés, realizando alistamientos forzosos para el ejército, recogiendo fondos para la causa y trasformando el ayuntamiento en una junta revolucionaria. Orihuela se había levantado contra las tropas napoleónicas.