lunes, 17 de marzo de 2008

Las Cortes de 1488 con la presencia de los Reyes Católicos se celebraron en la Catedral


El historiador oriolano Manuel Culiañez ha dado a conocer recientemente que la sesión de Cortes, presidida por los Reyes Católicos en 1488 en Orihuela tuvo lugar en la colegiata del Salvador posteriormente elevada al rango de Catedral y no en la Iglesia de Santiago, tal como mantenía la tradición historográfica.

Esta cuestión ya fue apuntada por el historiador oriolano Javier Sánchez Portas. Según Culiañez las crónicas fueron escritas por el Marqués de Molins las que hicieron que se arraigara esa idea, aunque ya se había demostrado en otras ocasiones que el noble oriolano inventó cosas como la presencia en la sesión de gente llegada de Murcia cuando esas Cortes eran del Reino de Valencia. Consultada la bibliografía de cronistas como Bellot con su obra Anales de Orihuela o las Crónicas de la Corona de Aragón de Zurita, ambas del siglo XVII debido a que no se conserva ningún tipo de crónica de la época en cuestión, Culiáñez comprobó cómo la versión de que las Cortes fueron en Santiago se desvanecía. «Bellot dice que los reyes rezaron en la Catedral, que entonces era Colegiata, y que luego se fueron a la Casa del Paso, pero en ningún momento aclara dónde se hicieron», explica Culiáñez, quien debido a la escasa concreción encontrada en estas obras decidió consultar la edición facsímil de las actas en la Biblioteca Valenciana Digital. Este documento, del que se guarda una copia en la Biblioteca Fernando de Loazes, fue redactado en Valencia en 1493 bajo el título de Furs nous del Regne de Valencia e capitols ordenades per lo Rey Don Ferrando II en la Cort General De Oriola (31 de juliol de any de la Nativitat del Nostre Senyor 1488. En ellas se dice que la curia (los reunidos), estaban presentes en la «ecclesia sancti Salvatoris» mientras que otro párrafo aclara que las actas fueron hechas en el mismo templo de la ciudad de Orihuela, es decir, en la Catedral.Por aquel entonces, la iglesia tenía el grado de Colegiata y Orihuela luchaba por escindirse de la Diócesis de Cartagena, por lo que, según Culiáñez, «lo más lógico es que no llevaran a los reyes a Santiago, que no dejaba de ser una parroquia, sino a la iglesia más importante de la ciudad». De hecho, una de las zonas más características de la Catedral, su coro, todavía no estaba construido en aquellos momentos.El historiador también tiene una explicación para el título de Real que lleva en su nombre la iglesia de Santiago, así como para la aparición del escudo de Isabel y Fernando en su portada principal. «Aparece porque es una iglesia de patronazgo real, y la granada que aparece está cerrada porque la hicieron antes de la conquista de Granada». De hecho, los motivos que llevaron a Fernando el Católico a celebrar las Cortes en Orihuela no fueron otros que su prisa por desalojar a los reyes moros de la capital granadina. Culiáñez comenta que el monarca no logró terminar la sesión de Cortes iniciada en Tarazona en el año 1484, por lo que decidió trasladar la reunión a Valencia y, debido a que él quería llegar, primero a Murcia y después a Granada, las hace en Orihuela», asegura Culiáñez.